4º Informe sobre la página web de la Santa Iglesia Palmariana

Los países que más visitan nuestra página web continúan siendo principalmente España, Estados Unidos, y Brasil. España recupera el primer puesto antes de Estados Unidos.

Gracias a Dios y a la Santísima Virgen María, ya son más de ciento veinte países que han visitado nuestra página web. Esperamos que los países que aún no la han visitado, muy pronto tendrán esta bendición de conocer la Iglesia Palmariana.

El hecho de que en el tercer informe salió que los Estados Unidos logró el puesto número uno en visitas a nuestra página web, se debe a que una página web americana hizo un reportaje sobre la Iglesia Palmariana. El artículo empezó con un título ofensivo al Vicario de Cristo, Su Santidad el Papa Pedro III. Pero, sabiamente, Dios saca el bien del mal. Muchos, queriendo saber la verdad sobre la Iglesia Palmariana y su Jefe espiritual entraron en nuestra página para comprobar, por ellos mismos, la verdad o mentira de lo que se habló. Esperamos que esta avalancha de personas se haya dado cuenta que aquella página web americana, era obra de una persona muy equivocada, utilizada por el diablo en su terrible lucha contra la Verdadera Iglesia. O servimos a Dios o a Satanás. Tengan mucho cuidado. Las personas que escriben sobre la religión y que por una ignorancia se equivoquen, prestan un servicio al mismo Satanás, y así salen falsedades. Por eso también hay que tener cuidado en lo que se lee para no llegar al error.

España recuperó su primer puesto debido a que hubo más publicidad en España sobre la Iglesia Palmariana. Una de estas publicidades era un vídeo con muchas falsedades, hasta decir bobadas que indican algo de los periodistas que preferimos callar. Hablaron con una anciana en el pueblo de El Palmar de Troya, y ella comentó que un periodista había ingresado en nuestra Santa Orden y que le habíamos matado. ¿Cómo se puede publicar un comentario de esa clase? Una cosa es la exageración o la ignorancia, pero llegar a publicar tal comentario es para mandar esos periodistas a la calle, ya que ridiculizan la prensa española. Por lo menos esos periodistas nos deben una disculpa. ¡Hoy en día, lastimosamente, el negocio de los periodistas es, en la gran mayoría, usar de la mentira y exageraciones para aumentar sus clientes, sin importar el terrible daño que pueden causar al prójimo!

Aunque no sean una cantidad muy grande los visitantes de China, estamos muy felices de tener esta continua gotera de visitas de una nación que tanto necesita la visita de los misioneros palmarianos. Tener la Santa Misa celebrada en ese país tan poblado, redundaría en un diluvio de gracias y bendiciones celestiales para esa nación. Cuando en una ciudad de China pueda reunirse un grupo de personas deseosas de asistir a la auténtica Santa Misa, la única válida, en un mundo lleno de apostasía, con mucho gusto el Papa seguramente mandaría uno de nuestros misioneros para celebrar para ellos. Igualmente, en Rusia, y en otros países que nunca han recibido un misionero palmariano, queremos presentar la Iglesia Verdadera, aunque fuera para un pequeño grupo. Dios obra maravillas en las circunstancias más difíciles. Es la voluntad de Dios, Uno y Trino, que el mundo conozca a la excelsa Reina de los Cielos, la Santísima Virgen María, bajo el título de Nuestra Madre del Palmar Coronada.

De los correos electrónicos que recibimos, podemos decir con toda verdad que a muchas personas les gusta el Culto Divino que se celebra en la Iglesia Palmariana con tanta dignidad y solemnidad, todo celebrado con las exigencias tradicionales de la Iglesia.

Aquí hay una lista de los países y ciudades que más visitan nuestra página web.

País Ciudad
1. España 1. Sevilla
2. Estados Unidos 2. Madrid
3. Brasil 3. Natal
4. Alemania 4. Ashburn
5. Reino Unido 5. Chicago
6. Irlanda 6. Dublín
7. Canadá 7. Sao Paulo
8. Francia 8. Barcelona
9. Italia 9. Londres
10. México 10. Vienna

Es muy notable que hay muchas personas en diferentes países que buscan la verdad. Lógicamente, como no la encuentran, hallan en nuestra página web el tesoro escondido. Quisiéramos admitir muchas personas en la Iglesia Verdadera de Cristo, que ahora es la Iglesia Palmariana, pero un buen número viven o quieren vivir de una manera incompatible con las normas de la Iglesia, y no fácilmente cambian. Una de estas normas es la obligación a los matrimonios de tener todos los hijos que Dios les quiera conceder, como siempre fue la Santa Tradición en la Iglesia Católica de todos los tiempos. No se puede escoger cuántos hijos uno quiera, sino que es absolutamente necesario para la validez del matrimonio desear tener de Dios todos los hijos que Él quiera conceder a cada familia. No vale el argumento de las dificultades económicas, porque Dios cuida celosamente de sus criaturas. Tenemos la obligación de confiar en la mano providente de Dios y de la Sagrada Familia; Jesús, María y José.