Las normas de decencia cristiana:

Para comprender las exigencias sobre el vestir en la Iglesia Palmariana es conveniente recordar los tiempos en que estaba prohibido por la Iglesia Verdadera (en aquel tiempo la Iglesia Romana) entrar en las Iglesias vistiendo de manera contraria a las normas de decencia cristiana. La Iglesia Palmariana, ahora, la verdadera Iglesia de Cristo, exige a todos sus fieles y también a los que no lo son, entrar en la Iglesia perfectamente vestidos en concordancia con las normas de decencia cristiana. Algunos dirán que los tiempos cambian y hay que adaptarse a esos cambios, incluyendo en ellos los modos y formas de vestir. Y hay que hacer ver a la humanidad que no es Dios el que se tiene que adaptar a las modas de los hombres, sino que son los hombres quienes se tienen que adaptar a las leyes impuestas por Dios. No es posible concebir que resulte grato a los ojos de Dios el acceso a la Iglesia de personas que no cumplen con las normas de decencia cristianas; antes bien, esto le ofende gravemente. Para evitar que las personas entren en la Iglesia sin estar vestidas decentemente, la Iglesia Palmariana dispone de unas normas generales que tienen que ser respetadas para poder ingresar en las capillas y recintos Palmarianos.

Pantalones: Usará siempre pantalón largo. No pueden ser ceñidos, transparentes o translúcidos.

Camisas: Serán con mangas hasta la muñeca, completamente abrochadas, incluso el cuello, para que así los brazos y el pecho estén totalmente cubiertos, al menos hasta el comienzo del cuello. Además, las camisas no pueden ser ceñidas, transparentes o translúcidas.

Calcetines: El varón, sea cual fuera su edad, está obligado a llevar calcetines que le cubran al menos hasta el tobillo.

 

Vaqueros: No se permiten las prendas vaqueras para entrar en el Sagrado Recinto de El Palmar.

Dibujos, escritos y logotipos (logos): Está prohibido el uso de ropa visible de vestir con escritos y dibujos diversos (animales, coches…), o logotipos de la marca, de tamaño excesivo.

Zapatos: No se pueden usar zapatillas de deporte para entrar en el Recinto de El Palmar y menos en la Iglesia.

Cabello: No puede ser largo, de colores, de punta,… Ni tampoco el hombre puede llevar pendientes, ni perforaciones (piercing), ni tatuaje.

Los menores de catorce años: Podrán usar pantalón corto que les cubra las rodillas; mas observarán, en lo demás, la misma disciplina que los mayores de esa edad.